Libro Mirando al Misterio

Al final de la pagina encontraras el enlace para la descarga del libro en formato PDF. Esperamos que te sea √ļtil nuestro resumen.

Generalidades sobre el Libro

El libro ‚ÄúMirando al misterio‚ÄĚ del V.M. Samael Aun Weor, desde el titulo nos remonta a lo desconocido, a eso que uno no puede ver pero que sabemos que esta presente; desde la magia de la naturaleza con todos sus enigmas, que a todos maravillan, hasta ese misterio que ha estado presente desde tiempos inmemoriales en la humanidad y que todo ser humano se ha preguntado: ¬ŅQu√© nos sucede despu√©s de la muerte?

A modo de relatos el maestro nos explica con la mayor sencillez como se desenvuelven estos fen√≥menos a trav√©s de las dimensiones. ¬ŅC√≥mo y por qu√© ocurren? Aqu√≠ encontraremos la respuesta.

Eventos Mundiales en la Epoca del Libro

El 1 de abril de 1972 el M. Samael nos regala este libro en medio de una sociedad que perd√≠a cada vez m√°s la sensibilidad humana. 1972 a√Īo en que E.U.A. detonara una bomba at√≥mica en un campo de pruebas en Nevada, la cual no ser√≠a la primera ni la √ļltima. En ese momento no produjo muertes pero tiempo despu√©s la radioactividad adquirida en el suelo si provocar√≠a diversas muertes de los visitantes en aquella regi√≥n.

El terrorismo iba abriéndose paso en el mundo, en una interminable guerra, que hasta el día de hoy seguimos viviendo.

Las autoridades haciéndose cada vez más dictadoras, resuelven aplacar las manifestaciones de la población inconforme matando a sus participantes e implantando miedo en la población.

Dos desastres naturales en Estados Unidos dejan un saldo de 345 muertes.

Los cient√≠ficos de diversas naciones buscan llegar m√°s lejos en el espacio, lanzando el 4 de febrero desde E.U.A.  La sonda espacial ‚ÄúMarinner 9‚ÄĚ que logra transmitir fotos desde Marte. El 21 de febrero la nave sovi√©tica ‚ÄúLuna 20‚ÄĚ llega a la luna. El 2 de marzo es lanzada la sonda espacial Pioneer 10.

Dificultades propias de escribir para la conciencia

En esta época donde el libre pensamiento es un crimen, donde las grandes potencias creen que es más importante el avance científico que la seguridad de su población, donde el ser humano busca descubrir nuevos mundos pero destruye el propio.

En esta √©poca el maestro publica este libro, escrito para todos aquellos que cansados de vivir en un mundo que nos oculta la verdad, el M. Samael nos ense√Īa como reencontrarnos con ella. Por medio de la reflexi√≥n, de disciplina, de practica y sobre todo de buscar en nosotros mismos aquella verdad que hemos perdido.

Objetivos del Libro

‚ÄúMirando al misterio‚ÄĚ no es un libro que busca llamar nuestra atenci√≥n a trav√©s de relatos fant√°sticos, es la herramienta que nosotros necesitamos para que a trav√©s de la experimentaci√≥n de esos misterios nos lleven a un punto de partida: a nosotros mismos.

Capitulo 1 ¬ęLa Muerte¬Ľ

En el primer cap√≠tulo ‚Äúla Muerte‚ÄĚ el maestro nos habla, aclarando algunas dudas de los estudiantes, como se desenvuelve el mundo psicol√≥gico de los muertos, ¬ŅPor qu√© aparecen en sus antiguas casas, en su trabajo, etc?

El maestro nos explica que a causa de la conciencia dormida tenemos ese terrible temor a la muerte, que por ello mismo los desencarnados no perciben la realidad que est√°n viviendo si no que creen que a√ļn viven; se desenvuelven en los mismos dramas y la misma rutina.

Sin embargo, el maestro nos muestra cómo salir de ello, de esas tinieblas que nos impiden percibir la realidad y eso no es más que a través del Ser.

Capítulo “Los Duendes

Noso habla el maestro como esas criaturas maravillosas de la naturaleza act√ļan y se desenvuelven en los cuatro elementos de la naturaleza.

Como esos elementales que animan la vida en nuestro planeta, viven en forma armoniosa en la cuarta dimensión, pero en ciertas ocasiones pueden hacerse sentir en esta tercera dimensión.

Pero el maestro no se centra en esto, √©l nos ense√Īa aqu√≠ c√≥mo podemos ver a esos elementales e incluso como podemos nosotros introducirnos en esa cuarta coordenada, por medio de esa magia de la ciencia jinas.

Tercer cap√≠tulo ‚ÄúBrujas‚ÄĚ

Continuando con las narraciones de los fenómenos inexplicables para la mente humana, pero perceptibles para las capacidades del Alma.

Cuarto cap√≠tulo ‚ÄúNarraciones Ps√≠quicas‚ÄĚ

El maestro nos ense√Īa la clave para ingresar con cuerpo f√≠sico a la cuarta dimensi√≥n, como a trav√©s de integrarse intensamente con nuestra Madre naturaleza y nuestro Padre interno, partes aut√≥nomas de nuestro real Ser interno, podemos lograrlo.

Son ellos, los que nos ayudan en cualquier proceso de nuestro camino espiritual y el desdoblamiento astral y en jinas no es la excepción; lo que nos piden a cambio de su ayuda es un recto comportamiento, a través de un recto pensar, un recto actuar y un recto sentir.

M√°s adelante el maestro nos aclara que esto y el avance en nuestro camino espiritual depende del Amor que logremos desarrollar en nosotros mismos, ya que como el mismo M. Samael nos dice: ‚Äúel Amor es el fundamento de la liberaci√≥n, de la salvaci√≥n, de la iluminaci√≥n‚ÄĚ y s√≥lo mediante √©l podemos regenerarnos.

Quinto cap√≠tulo ‚ÄúReencarnaci√≥n‚ÄĚ

Quiz√°s muchos de nosotros hemos escuchado hablar sobre las vidas pasadas pero  probablemente no conocemos realmente como se dan esos acontecimientos, y no solo eso, todos nos hemos hecho ciertas preguntas como: ¬ŅPor qu√© nac√≠ en este pa√≠s? ¬ŅPor qu√© con esta familia? Y sobre todo ¬ŅPor qu√© me han ocurrido tales acontecimientos?

El maestro nos explica el proceso de la hora de la muerte y el nacimiento del ser humano. Nos narra c√≥mo los √Āngeles de la Vida y de la Muerte act√ļan durante de esos momentos cruciales de dar vida y cuando esta se retira.

Sexto cap√≠tulo ‚ÄúKarma‚ÄĚ

Al escuchar esta palabra inmediatamente la relacionamos con castigo, con algo malo que ha de sucedernos pero este concepto est√° alejado de la realidad. Karma es una palabra que deriva del sanscrito cuyo significado es ‚Äúacci√≥n o hecho‚ÄĚ, es decir el karma es una ley de causa y efecto, d√°ndonos a entender que el karma act√ļa de acuerdo a nuestras hechos, ‚Äúde todo lo que hagamos tendremos que rendir cuentas‚ÄĚ.

Así opera la ley, todo lo que hagamos será puesto en la ley de la balanza y será pesado, de un lado las buenas acciones y del otro lado las malas y dependiendo a que lado se incline más la balanza será nuestro destino, de ahí la predestinación, que por el contrario de lo que muchos piensan no tiene nada que ver con el azar.

En realidad las circunstancias de nuestra vida son solo consecuencias de las acciones que hemos cometido en el pasado, lo recordemos o no.

As√≠ com√ļnmente el ser humano se la pasa quej√°ndose de todo lo que le sucede, culpando a los dem√°s por sus desgracias. Si reflexion√°ramos profundamente en nuestro comportamiento, nos dar√≠amos cuenta que hemos sido unos chismosos y rechazamos cuando alguien habla mal de nosotros, hemos sido envidiosos y nos sentimos mal cuando nos envidian, hemos tomado lo ajeno y levantamos la mano al cielo quej√°ndonos cuando nos roban; hemos sido terriblemente celosos pero deseamos la mujer ajena.

Lo peor de todo es que muchas personas sufren horriblemente en la vida y dicen ‚Äúpero yo nunca le he hecho mal a nadie‚ÄĚ y culpa a Dios de sus tragedias y todo por causa de haber perdido la facultad de recordar las vidas pasadas.

No conocemos el mal que le hemos hecho a nuestros semejantes en nuestras vidas anteriores, es decir ‚Äúojo por ojo, diente por diente‚ÄĚ, ‚Äúcon la vara que mides, ser√°s medido‚ÄĚ la ley del Tali√≥n, ley que sigue vigente rigiendo nuestras vidas, ‚ÄúLey es ley y la Ley se cumple‚ÄĚ.

Sin embargo tenemos la esperanza de poder negociar con la ley, ‚ÄúAl Le√≥n de la ley se le combate con la balanza‚ÄĚ, queriendo decir que modificando la causa, modificamos la consecuencia.

Haciendo infinitas obras de caridad, de sacrificio por la humanidad, por amor, la balanza se pondr√° a nuestro favor y nuestro destino cambiara.

Como Jes√ļs el Cristo nos dijo ‚Äúdad de bebed al sediento, dad de comer al hambriento, dad abrigo al desnudo, dad medicina al enfermo, visitad al que est√° en la c√°rcel‚ÄĚ eso es amor al pr√≥jimo y el Amor es una ley superior y una ley superior lava a una ley inferior. Esto nos quiere decir que con sacrificio por la humanidad, la ley del karma puede ser trascendida con nuestras buenas obras.

S√©ptimo cap√≠tulo ‚Äúel apag√≥n de nueva york‚ÄĚ

el maestro nos narra las causas de este insólito suceso. El 9 de noviembre de 1965 a las 5 de la tarde con 28 minutos, ocho estados de Estados Unidos y parte de Canada quedaron a oscuras durante doce horas exactas, dejando paralizados gran parte de vehículos, elevadores, trenes, maquinaria industrial, electrodomésticos y todo artefacto que dependiera total o parcialmente de la energía eléctrica.

Los aviones no pod√≠an aterrizar por falta de iluminaci√≥n en las pistas, muchas personas quedaron varadas al no poder utilizar ning√ļn tipo de transporte, es decir, estas ciudades quedaron en un total caos. Y lo peor de todo es que las autoridades no sab√≠an c√≥mo afrontar esta situaci√≥n ya que estaban completamente desconcertados ante este evento.

La gente estaba temerosa ya que los atracos no se hicieron esperar, pues la delincuencia aprovecho la oscuridad para cometer fechorías.

Las fuerzas armadas se dieron cuenta de su vulnerabilidad ante un ataque o invasión enemiga ya que todo su armamento incluyendo radares, proyectiles tele-dirigibles funcionan con energía eléctrica.

Todo lo ocurrido fue provocado por media docena de hombres del espacio, hombres auténticos en el sentido más completo de la palabra. Hombres que siempre han visitado nuestro planeta con el fin de ayudar a la humanidad.

Puesto que el ser humano de este planeta no es un hombre real, es un mamífero racional, lleno de defectos; y ellos vinieron con el fin de ayudar a que podamos lograr convertirnos en hombres y mujeres reales. Ellos no son malvados, ni con forma animalesca o monstruosa como nos los han descrito en las películas.

Son seres perfectos sin ning√ļn √°pice de maldad, libres de Ego; solo aflora en ellos las facultades del Ser y el dominio de los cuatro elementos.

Esto lo dejarían muy claro con el apagón, ya que su intención fue hacer ver a la gran potencia mundial el estado inferior en que se encuentra la humanidad en comparación con ellos, ya que de habérselo propuesto habrían podido destruir el planeta en fracción de segundos. Pero esto jamás lo harían verdaderos hombres, porque son seres con infinito amor y comprensión.

Octavo cap√≠tulo ‚ÄúLos hombres glaciares‚ÄĚ

Fue la primera raza que h√°bito nuestro planeta tierra, hace millones de a√Īos. Esta civilizaci√≥n se ubic√≥ en el Ecuador, fueron seres totalmente perfectos con todas sus facultades despiertas, pod√≠an ver, no solamente el cuerpo, si no el alma y el esp√≠ritu de todos los seres.

Poseían grandes conocimientos divinos, eran andróginos divinos, es decir, no eran ni hombre ni mujer, tenían los dos sexos en su cuerpo, padre- madre a la vez. Se reproducían como las células, por división. Así como una célula se divíde en dos y dos en cuatro. Su color era negro, con un tono de fuego en los pómulos.

Esta raza fue pasando transformaciones al paso de los siglos pero una parte de ella se aisló cuando ocurrió la revolución de los ejes terrestres, donde el Ecuador se convirtió en polo y los polos en Ecuador, por eso ese grupo que se ocultó se le llaman hombre glaciares, viven en el subterráneo de los glaciares y pasaran desapercibidos para ayudar a la humanidad en tiempos de guerra.

Noveno cap√≠tulo ‚ÄúDesapariciones misteriosas‚ÄĚ

Nos habla el maestro de de ciertos sucesos que han quedado registrados en la historia y nos advierte que seguir√°n pasando, nos estamos refiriendo a las desapariciones inexplicables de ciertas personas que no han dejado huella alguna de su paradero.

El maestro nos cuenta como esas personas, de acuerdo a un plan divino, han sido llevadas con cuerpo f√≠sico a la cuarta dimensi√≥n, son rescatadas de las terribles circunstancias en que se encuentra nuestro mundo. Los grandes seres nos han hablado ya del fin de la humanidad, la destrucci√≥n del mundo tal como lo conocemos debido a la gran perversidad que se ha desarrollado en nuestro planeta, es por eso que los hermanos del espacio, grandes seres, han estado seleccionando a determinadas personas que a√ļn tienen valores espirituales para que no perezcan con el gran cataclismo que se avecina.

D√©cimo capitulo ‚Äúlos hombres peces‚ÄĚ

En la profundidad del oc√©ano atl√°ntico existen criaturas magnificas, perfectas, que no arrastran el yo pecador como nosotros. A esas criaturas, el maestro nos las describe como ‚Äúhombres peces‚ÄĚ, seres que en la cuarta dimensi√≥n tienen forma de hombres como cualquiera pero en el mundo tridimensional toman forma de peces.

Ellos son muy inteligentes y dado que no tienen maldad en su interior, tienen la sabiduría de su Ser encarnada; viven en paz y armonía en su ciudad la cual no está a la vista de esta perversa humanidad.

Fueron traídos a la tierra los venusinos para ayudar a la humanidad, sin embargo debido a la degeneración tan terrible en la que hemos caído, no tuvieron oportunidad de comunicarse con nosotros, por lo que nos cuenta el maestro, serán llevados de regreso a Venus para evitar que sufran la destrucción de esta humanidad.

Siguientes Capitulos

Los siguientes cap√≠tulos ‚ÄúMaterializaciones ps√≠quicas‚ÄĚ, ‚Äúcasos ins√≥litos‚ÄĚ, ‚Äú¬Ņpiedras o qu√©?‚ÄĚ, ‚Äúel desdoblamiento‚ÄĚ, ‚Äúlos hombres azules‚ÄĚ, ‚Äúnahuales‚ÄĚ, ‚Äúfen√≥menos Jinas‚ÄĚ y ‚Äúcasos Jinas‚ÄĚ el maestro continua narrando diversas an√©cdotas y experiencias sobre los misterios de la naturaleza y sus dimensiones.

Conclusión

Así, narrándonos estas experiencias el M. Samael nos invita a desarrollar la habilidad de salir en Jinas y el desdoblamiento astral conscientemente ya que esto nos permitirá comprobar por nosotros mismos todos los misterios que envuelven a nuestro planeta, todo lo que para nosotros es desconocido pero que existe, aquí, para conocer las causas de los fenómenos que nos rodean.

Nos invita a conocernos a nosotros mismos, a experimentar las grandes realidades de la vida, para que nadie pueda venir a enga√Īarnos, para llegar a la comprensi√≥n, para que conozcamos la verdad.